Daniel Barenboim sobre Israel-Palestina

M'agradaria destacar l'article que el director d'orquestra i pianista, Daniel Barenboim, escriu avui a 'El Pais'. Era el gran amic, o company d'iniciatves per la pau, del difunt i tambe interessantissim Edward Said. A mes de ser el promotor d'una orquestra amb musics tant israelians com de paisos arabas que va tocar no fa gaire a l'Auditori de Barcelona.

Barenboim, com a music, com a artista, com a humansita... busca aquest dificil cami de negociacions, de reconeixement de les raons de l'altre, potser aquesta intervencio quasi-divina que deia la Judith Vives l'altre dia. Potser, en certa manera, allunyat del necessari pragmatisme i la complexitat del proces de negociacions politiques, pero penso que el proces de pau a Palestina necessita com l'aigua iniciatives artistico-humanistiques d'aquest tipus. Aigua per desfer els arguments d'aquells interessats en perpetuar el conflicte tant d'un costat com de l'altre.

Barenboim fa, a mes a mes, un crit, una demanda, perque Europa sigui capdavantera en el proces de pau a Palestina. Entenc que te tota la rao. No nomes perque com diu ell hi ha infinitat de jueus que es diuen "sefardis" (que vol dir espanyol) o "askenazy"(que vol dir alemany)... sino perque els "pares del desastre" som en bona part, millor no oblidar-ho, els europeus.

A mes, l'altre dia va venir en Javier Solana aqui a la LSE i va dir que Europa, d'acord amb les seva importancia economia, ha de prendre la iniciativa i dotar-se d'una veu potent en l'escena internacional. No pot ser que sempre anem a remolc de les opinions i accions dels USA. En aquest sentit, el paper que pot jugar Europa a l'Orient Mitja es molt important...

Aqui us deixo alguns fragments de l'article (de 'El Pais', 16 de novembre 2004):

  • Arafat ha pasado por alto la necesidad de combatir la desconfianza recíproca entre judíos e israelíes. Ha desaprovechado la ocasión de fomentar la conciencia de la existencia del dolor del otro pueblo. No puede haber paz mientras los palestinos nieguen el Holocausto. Pero tampoco puede haber paz mientras los israelíes no asuman parte de la responsabilidad en el conflicto con Palestina.

  • Israel y Estados Unidos no deberían seguir oponiéndose por más tiempo a la celebración de elecciones libres en los territorios palestinos por temor a que los representantes de Hamás salgan elegidos por mayoría. Lo que deben hacer es ayudar a los palestinos a expresar su propia voluntad. Deben confiar en el pueblo palestino.

  • Por eso Europa es la pieza clave en el proceso de paz. Por responsabilidad estratégica y moral. Más de la mitad de las exportaciones israelíes tienen como destino Europa. España y Alemania tienen, además, una responsabilidad muy especial. En ambos países los judíos tuvieron su hogar: en España hasta la instauración de la Inquisición, en Alemania hasta el Holocausto

  • No hay otra elección. Si Europa no lleva ahora la paz a Oriente Próximo, Oriente Próximo traerá la violencia a Europa. Ya lo estamos viendo en Francia y en los sucesos acaecidos en Holanda. Tras la muerte de Arafat, Europa no debe quedarse ahí sentada explayándose en disquisiciones sobre si las cosas irán a mejor o a peor a partir de ahora. Europa debe pasar a la acción si es que quiere evitar que ocurra lo peor.

  • Porque en 2001 Arafat cometió el mayor error de su vida: no consistió, como se cree, en rechazar las propuestas de Barak, sino -peor aún- en militarizar la segunda Intifada, o por lo menos en tolerar ese proceso de militarización. Si hubiera organizado la resistencia de forma pacífica, la cuestión palestina habría llevado las de ganar desde un punto de vista moral

Comentaris